MyFeed Personalized Content
0 a 6 meses
Artículo
Add this post to favorites

Mitos sobre la lactancia materna

La lactancia materna es recomendada a nivel mundial como el método de preferencia para alimentar a los bebés, sin embargo, actualmente circula mucha información falsa que puede llegar a afectar las decisiones de los padres.

3 mins to read Ago 27, 2020

Mito: Las mujeres que tienen senos pequeños, no tienen suficiente leche para la lactancia.

Realidad: El tamaño de los senos no influye en la cantidad ni calidad de le leche materna. Mientras más succión exista por parte del lactante, más producción de leche tendrá la madre.

Mito: No se debe dar de lactar cuando la madre experimenta emociones negativas como el estrés, la ira o la tristeza. 

Realidad: Cuando la madre experimenta emociones negativas, el flujo de leche podría ser menor, sin embargo es algo temporal, sin embargo, sí es posible dar de lactar.

Mito: la lactancia materna es inconveniente para madres trabajadoras.

Realidad: por el contrario, si existe una verdadera organización, manejo del tiempo y técnicas de higiene y conservación adecuadas, la lactancia puede resultar de bajo costo y provechosa tanto para la madre, como para el bebé que continuaría recibiendo una adecuada nutrición. Inclusive, todas las tomas del día podrán dejarse preparadas en el refrigerador para evitar la utilización del tiempo laboral. 

Mito: Si se suspendió la lactancia, no se la puede retomar.

Realidad: Sí es posible dar de lactar a pesar de que se haya suspendido temporalmente. Es importante contar con apoyo para retomarla. 

Mito: No se deben comer ciertos alimentos porque produce gases al bebé o cambia el sabor de la leche.

Realidad: Los alimentos que la madre consume no generan gases al lactante a través de la leche materna. Ciertos alimentos sí cambian el sabor de la leche, lo cual ayuda a que el bebé se familiarice con diferentes sabores y que posteriormente los acepte cuando se inicia la alimentación complementaria. 

Mito: Se debe tener horario de tomas para una lactancia regulada. 

Realidad: El bebé debe lactar cada vez que sea necesario y sin fijar un horario, para asegurar una correcta alimentación. 

Mito: Es normal que dar de lactar duela. 

Realidad: Si existe dolor durante la lactancia, se debe consultar con el médico, ya que pueden ser señales de infección, mal agarre u otros problemas. 

Mito: Se debe espaciar las tomas hasta que se "llenen" los senos de leche. 

Realidad: No se debe esperar a la producción de leche, ya que esta solo se da cuando existe frecuencia de succión. Por esta razón es importante dar de lactar según la demanda del bebé. 

Mito: El bebé debe lactar de los dos senos en cada toma.

Realidad: Es importante que en cada toma se vacíe un seno, para que de esta manera el bebé reciba el beneficio completo.