MyFeed Personalized Content
1 a 3 años
Artículo
Add this post to favorites

¿Cómo involucrar al niño en el proceso de compra y preparación de alimentos?

Nunca es demasiado temprano para educar a los niños sobre cómo llevar una alimentación saludable.

2 mins to read Ago 3, 2020

Una de las mejores formas de iniciar este tipo de enseñanza, es a través de tareas diarias, como la compra y la preparación de comidas, que adicionalmente puede traer beneficios en la prevención de accidentes y contribuir con el aprendizaje de matemática básica.

Alrededor de los dos años de edad, los niños tienen la capacidad de aprovechar este tipo de experiencias. Algunos ejemplos para involucrar a los niños preescolares son:

• Selección de frutas y vegetales favoritos en la feria o pasillo de supermercado. Esto fomenta la preferencia por alimentos saludables y provoca que el niño se sienta motivado a consumirlos en el hogar. Aquí puede aprovecharse para enseñar sobre los colores, grado de madurez, texturas, entre otros.

• Identificar alimentos con alto valor nutricional que el niño rechaza, a manera de ejemplo: si no acepta el pescado, educar sobre la pesca, ver los filetes en el supermercado, e incluirlo en el adobo del mismo; con ello, puede visualizar todo el proceso de la preparación del alimento y probablemente pueda mejorar su consumo.

• El lavado y la manipulación de alimentos (higiene de frutas y vegetales, escurrido de pasta, mezcla y medida de ingredientes), asegura que el niño se sienta integrado al proceso de preparación de comidas. Estos momentos pueden aprovecharse para identificar ingredientes, fomentar prueba de nuevos alimentos y aprendizaje de nuevas habilidades.

• Aprovechar todas las ocasiones posibles para educar sobre los peligros de la zona de cocina, esto podrá reducir el riesgo de accidentes.

• Asegurar reconocimiento por parte del resto de la familia para incentivar al niño a seguir participando en las labores mencionadas.

Por último, es importante recordar que los niños tienen derecho a desordenar, sobretodo con los alimentos; esto forma parte de su proceso de aprendizaje y los motiva a visualizar la preparación de comidas como tareas divertidas y sin presión.